logo

Albacete: 967 247 100-Ext.411 // Villarrobledo: 967 967 142 037

Albacete: Plaza del Madroño 11 // Villarrobledo: Senda Molinera 2

  • Experiencia

    Somos un equipo de profesionales con una larga trayectoria.

  • Profesionalidad

    Estamos especializados en la cirugía endocrina y metabólica.

  • Resultados

    Utilizamos técnicas innovadoras y científicamente contrastadas.

  • Técnicas

    Somos especialistas en cirugía por laparoscopia.

Cirugía Endocrino, Metabólica y de la Obesidad de Albacete

CEMOA pone al servicio de la salud de sus pacientes la amplia experiencia de su equipo médico y su especialización en el tratamiento quirúrgico de las distintas enfermedades endocrino-metabólicas, la obesidad mórbida y otras patologías

Sobre nuestros doctores

Tenemos grandes especialistas tanto en la cirugía general como en la de la obesidad mórbida y de las enfermedades endocrino-metabólicas.

Acumulamos un larga trayectoria en estos campos y una dilatada experiencia formativa.
Nuestros especialistas

Técnicas quirúrgicas

Las técnicas quirúrgicas principales que aplicamos en el campo de la cirugía de la obesidad son las siguientes:

Más información

Contacta para una cita

Nos tiene a su disposición en los canales siguientes:

  • E-Mail: cemoa@cemoa.es
  • Teléfono: (967) 247 100 – Ext.411

O use nuestro formulario. Contactaremos con usted lo antes posible!

Contacto

¿Qué somos?

Somos un grupo de cirujanos especialistas en Cirugía General y del Aparato Digestivo con amplia experiencia profesional y con especial dedicación al tratamiento quirúrgico de las enfermedades endocrino-metabólicas y de la obesidad mórbida

Expertos Médicos

En CEMOA (Cirugía Endocrino-Metabólica de Albacete) creemos que tanto las enfermedades endocrino-metabólicas como la obesidad mórbida suponen un factor limitante de la expectativa de vida y de integración social.

Dedicamos nuestros esfuerzos profesionales a una constante actualización y perfeccionamiento de nuestras técnicas para que nuestras intervenciones quirúrgicas sean siempre las más idóneas para cada paciente, minimizando al máximo las complicaciones y procurando una rehabilitación rápida y satisfactoria para su calidad de vida.

Más

¿Quiénes somos?

Tres cirujanos especialistas que conformamos un gran equipo para el que aportamos nuestra amplia experiencia en el campo de la cirugía endocrino-metabólica, de la obesidad mórbida, la cirugía general y del aparato digestivo

Cirugía de la Obesidad

La Obesidad

La Organización Mundial de la Salud define la obesidad como el acumulo excesivo de energía en forma de grasa, que tiene efectos adversos en la salud y en la duración de la vida. La evaluación del exceso de peso se realiza mediante el índice de masa corporal (IMC), que correlaciona el peso con la altura. El sobrepeso se define como un IMC entre 30 y 35 Kg./m². La obesidad se define como un IMC superior a 30 Kg./m². Y la obesidad mórbida se define como un IMC superior a 40 Kg./m².

Riesgos de la Obesidad

La obesidad además de disminuir la calidad de vida y de afectar al nivel de autoestima del individuo para sus relaciones sociales, asocia también una serie de enfermedades que ponen en riesgo importante la vida del paciente.
Las enfermedades más comúnmente asociadas son las enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, patologías óseas y articulares, insuficiencia respiratoria, apnea del sueño, reflujo gastroesofágico, trastornos endocrinos y reproductores, entre otras.

La Cirugía de la Obesidad

La cirugía de la obesidad o bariátrica son un conjunto de técnicas y procedimientos quirúrgicos técnicamente complejos que tienen como objetivo reducir la ingesta de alimentos (componente restrictivo) o reducir la capacidad de absorción de los alimentos en el paciente (componente malabsortivo).

Su éxito y mantenimiento a lo largo del tiempo implica además la adopción por parte del paciente ya operado de una dieta adecuada y de hábitos de vida saludables. La cirugía está indicada sólo en aquellos pacientes con obesidad mórbida con IMC superiores a 40 Kg./m², o bien para aquellos afectos de obesidad grave (IMC>35 Kg./m²) y con enfermedades asociadas.

Técnicas

Pueden ser restrictivas o mixtas (componente restrictivo y malabsortivo).

Gastrectomía tubular o Manga gástrica laparocópica

lightbox

La Gastrectomía tubular es una de las técnicas más idóneas para el tratamiento de pacientes obesos en los que las dietas no son efectivas para una pérdida de peso óptima. Es un procedimiento quirúrgico que consiste en extirpar aproximadamente el 80% del volumen del estómago. Se realiza una resección longitudinal del estomago y se deja un estomago en forma de tubo que representa aproximadamente unos 150-200cc, disminuyendo a un 8%-12% el total de su capacidad y preservando su funcionamiento digestivo normal.
La pérdida de peso se consigue por la reducción tan importante que se realiza en el volumen del estómago, disminuyendo de forma sustancial la cantidad de alimento que puede almacenar. Se trata por tanto de una cirugía restrictiva.
Esta técnica quirúrgica se realiza mediante laparoscopia, lo que permite no tener que abrir el abdomen y reducir de forma muy sensible el tiempo del postoperatorio del paciente.

Bypass gástrico laparoscópico

lightbox

El bypass gástrico laparoscópico consigue la reducción de peso mediante la construcción de un estómago con una capacidad muy reducida (20-50 cc) y la realización de un cruce en el intestino delgado, que permite utilizar un 60% de éste para la digestión y absorción del alimento.
Este procedimiento asocia un componente restrictivo y otro malabsortivo, por lo que se trata de una técnica mixta.
El abordaje laparoscópico en el Bypass gástrico permite reducir el tiempo del postoperatorio y es una técnica con un bajo índice de riesgos y de fracasos, que permite reducir una gran cantidad de peso

Cruce duodenal laparoscópico

lightbox

El cruce duodenal por laparoscopia es una técnica compleja, avanzada y posible para el tratamiento de la obesidad mórbida.
Este procedimiento tiene dos componentes, uno restrictivo y otro malabsortivo.
En primer lugar, se construye una gastrectomía vertical mediante la extirpación de aproximadamente el 80% del estómago. En segundo lugar se realiza un cruce en el intestino delgado a la altura del duodeno para que se aproveche aproximadamente el 50% del mismo para la digestión y absorción de los alimentos.
Se considera una técnica mixta pero con mayor componente malabsortivo que el Bypass gástrico.
Esta indicado en pacientes con obesidad mórbida muy severa (IMC superiores a 50).



Cirugía Metabólica

Diabetes Tipo 2

La diabetes tipo 2 representa el 90-95% de todos los casos de diabetes, y es una enfermedad crónica con carácter epidémico que supone, junto con la obesidad, un grave problema de salud pública.
La cirugía metabólica consiste en la utilización de técnicas de cirugía de la obesidad modificadas para tratar a pacientes con diabetes tipo II muy severa y mal controlada con los tratamientos médicos habituales.
La cirugía bariátrica constituye no solo la única alternativa terapéutica para los pacientes con obesidad mórbida, sino que también es el procedimiento que hasta ahora ha demostrado mejores resultados en cuanto a la mejoría o remisión de la diabetes mellitus tipo 2 en las personas con IMC superior a 35 Kg./m². La cirugía bariátrica es el único tratamiento que ha conseguido cambiar la evolución de la diabetes tipo 2, dejando de ser una enfermedad crónica.
El tratamiento de los pacientes diabéticos, al igual que se hace con los pacientes con obesidad mórbida, debe realizarse de forma multidisciplinar.
Por el momento, tanto la Federación Internacional de Diabetes como la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad y de las Enfermedades Metabólicas aconsejan considerar la cirugía metabólica en pacientes con diabetes tipo II y con IMC superior a 30 Kg./m² e indicarla abiertamente en pacientes con IMC superior 35 Kg./m².

Indicaciones

A) Pacientes con diabetes tipo 2 e IMC superior a 35 Kg./m² de manera similar a la cirugía bariátrica.
B) Pacientes con diabetes tipo 2 e IMC entre 30 y 35 Kg./m² con menos de 10 años de evolución, con edades comprendidas entre 18 y 60 años, mal control de la enfermedad con tratamiento médico, hemoglobina glicosidada mayor de 7, con suficiente reserva pancreática y anticuerpos Anti-GAD negativos.

Técnica

Bypass duodeno-ileal con una sola anastomosis con gastrectomía vertical (SADI-S 250) laparoscópico.
Se trata de una técnica de cirugía bariátrica mediante acceso laparoscópico que asocia una reducción gástrica (gastroplastia tubular) y un cruce intestinal a nivel del duodeno con una única sutura intestinal.


Cirugía Endocrina

  • Cirugía de enfermedades benignas y malignas del tiroides.
  • Cirugía de las glándulas paratiroides.
  • Cirugía de las glándulas suprarrenales.

Cirugía General y Digestiva

  • Evaluación y Cirugía de lesiones de partes blandas con anestesia local.
  • Cirugía laparoscópica de la hernia de hiato y del reflujo gastroesofágico.
  • Cirugía de enfermedades benignas y malignas de esófago y estómago.
  • Cirugía del hígado, vesícula y via biliar.
  • Revisión, Diagnóstico, Seguimiento y Cirugía de lesiones benignas y malignas de la mama.
  • Cirugía de las hernias de la pared abdominal.
  • Cirugía de enfermedades benignas y malignas de Colon y Recto.
  • Proctología (hemorroides, fístulas perianales, fisuras, etc.).

Preguntas Frecuentes

1. ¿Cuál es la operación recomendada?

La operación indicada debe ser comentada específicamente con el especialista. La indicación variará en función de factores como el peso, enfermedades asociadas, la edad o los hábitos alimentarios, entre otros.

2. ¿Cómo se realiza?

Las técnicas de cirugía de obesidad descritas se realizan habitualmente por medio de acceso laparoscópico con 4-5 incisiones de 1cm. o menos.

3. ¿Cómo se pierde peso?

En las operaciones restrictivas reduciendo la cantidad de comida que se puede ingerir, porque el estómago es más pequeño y se llena enseguida. Al comer menos se pierde peso. En las operaciones mixtas (restrictivas y malabsortivas) se deja además un segmento de intestino delgado excluido para el paso de la comida, por lo que existe menos superficie para digerir y absorber los alimentos.

4. ¿Tiene riesgos la operación?

Toda cirugía tiene riesgo y la cirugía de la obesidad, no es una excepción. Sin embargo, los riesgos de la operación son mucho menores que los de la obesidad mórbida sin tratar.

5. ¿Cuánto tiempo tarda la operación?

Depende de cada individuo y la técnica utilizada. Habitualmente puede variar en 2 y 4 horas. De todos modos, todo este tiempo los pacientes están dormidos y no notan nada.

6. ¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?

La estancia hospitalaria dependerá de la operación realizada. Generalmente oscila entre 3 y 7 días.

7. ¿Cuándo puedo volver a la vida normal?

La reincorporación a la vida normal oscila entre 2 y 4 semanas tras la operación.

8. ¿Tendré que seguir una dieta después de la operación?

Después de la operación hay que pasar de forma progresiva de una dieta líquida a una dieta sólida, haciendo un cambio de textura de los alimentos ingeridos. Al cabo de tres meses hay que comer cinco veces al día, poca cantidad y masticando muy bien. No se recomienda ingerir alcohol ni bebidas con azúcares.

9. ¿Con qué ritmo se pierde peso?

Depende de cada persona y del tipo de operación. La pérdida de peso también es variable en el tiempo y en función de cada individuo. También hay factores externos como la actividad física, el estado emocional, que pueden influenciar la velocidad a la que se va perdiendo el peso.

10. ¿Qué porcentaje de éxito tiene esta cirugía?

Depende del individuo y la técnica utilizada. Con ninguna intervención se obtiene un éxito del 100% en todos los pacientes. A medio y largo plazo el éxito de la intervención depende de cada uno más que de la cirugía, si se mantienen unos hábitos dietéticos y de vida activa y sana, los resultados serán mejores. Algunos pacientes necesitan reoperaciones si al comer continuamente “rompen” la línea de grapas o hacen que su estómago se dilate.

Noticias y Novedades

Nuestra zona de publicaciones, noticias y actualizaciones de interés en el campo de la obesidad y el metabolismo

El 80% de los que padecen obesidad en España no se perciben como tal

On 17/05/2017

By

vía elmundo.es

La obesidad es un problema creciente que ya afecta al 20% de la población adulta en España. Sin embargo, la gran mayoría de los afectados cierra los ojos al problema. Así lo demuestra un estudio realizado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), que revela que el 82,2% de las personas que padecen obesidad no se perciben como obesas.

“Tan sólo el 17,8% de las personas estudiadas reconoció padecer la enfermedad”, explica Francisco Tinahones, presidente de la SEEDO, quien aclara que la mayoría pensaba que tenía un exceso de peso moderado o incluso estaba en normopeso.

Tras encuestar a unas 1.000 personas de todas las comunidades autónomas, el estudio también constató esta falsa percepción entre las personas con sobrepeso. En este caso, sólo un 25% de los encuestados reconocía tener el problema, mientras que un 63% pensaba que estaba en un peso adecuado e incluso un 20% pensaba que su peso era bajo.

“Estos datos demuestran que la percepción que se tiene sobre la obesidad es muy baja, que no hacemos ningún autodiagnóstico, lo que supone un gran problema a la hora de abordar la epidemia”, remarca Tinahones. “Es difícil impulsar medidas para paliar el problema si los afectados piensan que es algo que no va con ellos, por lo que un paso fundamental es enseñar a reconocer la enfermedad”, añade.

Pese a que la mayor parte de los individuos estudiados no tenían una correcta percepción sobre su sobrepeso u obesidad, cuando se les preguntó sobre su estado de salud, hasta el 63% de las personas con obesidad lo calificó de regular o muy malo, una respuesta que dio el 34% de los encuestados con peso normal. “La obesidad va estrechamente ligada a alteraciones como la dislipemia, la hipertensión, la diabetes o los problemas cardiovasculares, entre otros problemas”, comenta Tinahones. “Pero no siempre se hace esa asociación. Se tiende a minimizar la gravedad de la obesidad”, insiste.

El estudio, presentado con motivo de la celebración el próximo sábado 20 de mayo del Día Europeo de la Obesidad y que se ha centrado en el estudio de los hábitos de vida de la población adulta, también pone de manifiesto que las personas con obesidad son las más sedentarias mientras que la población con normopeso es la que menos tiempo pasa sentada al terminar la jornada laboral.

Así, según los datos del estudio, una de cada cuatro personas con obesidad pasan más de cinco horas sentadas al día fuera de su horario de trabajo. En personas con un peso considerado saludable, este porcentaje baja al 12%.

Asimismo, el documento señala que la costumbre de ‘picar’ entre horas es una de las conductas alimentarias que más se asocia con la obesidad. Una de cada dos personas con obesidad lo practica habitualmente. En ese sentido, la SEEDO recuerda que el hábito se asocia a una alimentación descontrolada con una ingesta elevada de productos dulces y con un elevado aporte energético.

Con todos estos datos en la mano, la SEEDO, a través de su fundación y con el apoyo del Ministerio de Sanidad, ha impulsado el proyecto ‘Prevención de la Obesidad. Aligera tu vida’, que se extenderá durante dos años.

Nuevos datos de obesidad juvenil

Con motivo de la próxima celebración del Día Europeo contra la Obesidad, estos días se está celebrando en Oporto (Portugal) el Congreso Europeo de Obesidad, que reúne a los principales expertos en la materia y expone las últimas investigaciones sobre la epidemia.

Uno de los trabajos más destacados es el informe que la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó ayer sobre las tendencias de la enfermedad entre la población más joven. Según sus datos (que evalúan la evolución de 2002 a 2014), la obesidad continúa creciendo entre los adolescentes europeos.

“Pese a los esfuerzos realizados, se estima que uno de cada tres jóvenes tiene sobrepeso u obesidad en Europa”, ha señalado en un comunicado Zsuzsanna Jakab, directora regional para Europa de la OMS. “Se necesita una acción política ambiciosa para alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible que establece frenar el recimiento de la obesidad infantil. Los gobiernos deben concentrar sus esfuerzos para romper este ciclo pernicioso desde la niñez a la adolescencia y más allá”, añadió.

Aunque el estudio muestra grandes diferencias entre países, sí revela una tendencia general a que los niños varones procedentes de familias con una posición socioeconómica más baja sean los más afectados por los problemas de sobrepeso y obesidad.

Sólo un tercio de los adolescentes estudiados en todo el continente reconoce comer frutas y verduras diariamente y la actividad física sigue estando, en general, lejos de las recomendaciones (especialmente entre las chicas). Pese a los avances conseguidos en ese sentido, el consmo de bebidas azucaradas sigue siendo notable.

En el caso de España, los datos de este informe reflejan que la prevalencia de la obesidad (sin contar el sobrepeso) es del 9,4% en varones de 11 años, una cifra que baja al 5,7 en chicos de 13 años y llega al 4,7 en jóvenes de 15 años. En cuanto a las chicas, los datos muestran que la prevalencia es del 3,3% en niñas de 11 años (con un notable descenso desde 2002), también del 3,3% en chicas de 13 años (la tendencia se mantuvo en este caso en los años estudiados) y del 2,3% en adolescentes de 15 años.

El informe de la OMS muestra que, en nuestro país, en los años estudiados ha aumentado la ingesta diaria de verduras y ha disminuido el consumo frecuente de dulces, si bien no ha ido acompañado de un aumento de la actividad física (sobre todo entre las chicas) y sí de un fuerte crecimiento del tiempo empleado en el uso del ordenador, una práctica sedentaria.

Francisco Tinahones, presidente de la SEEDO, señala que las cifras de obesidad infantil y juvenil en España que maneja la sociedad científica son bastante superiores, si bien recuerda que “probablemente se deban a variaciones en los métodos de medición”.

En cualquier caso, recuerda que hace apenas unas décadas, los casos de obesidad infantil y juvenil en España eran “puramente testimoniales”, por lo que, aunque “haya variaciones en los porcentajes que muestran los estudios, es innegable que estamos ante un problema muy grave”.

Calcula tu peso ideal

En este formulario podrás hacerlo, rellena los campos

 

CALCULO DEL PESO IDEAL IMC (Indice de Masa Corporal)

Peso en kg.:

Altura en cm.:



IMC:


Leyenda:

 

 

Contacte con Nosotros

Gracias por buscarnos. Esperamos no defraudarle

Dirección